¿Cambiarán los colores que veo en mi pantalla respecto a la impresión?

Modificado por última vez en Viernes, 20 Octubre 2017 12:20

Para una óptima reproducción de tonos hay algunos detalles a tener en cuenta, pues existen limitaciones en la pigmentación de las tintas CMYK en su correspondencia con algunos colores luz RGB de las pantallas. Por ejemplo los colores metálicos, dorados, plateados y similares son a día de hoy irreproducibles.

Para asegurarte de que el color visto en tu monitor es imprimible al 100% debes que activar la vista de los ajustes de prueba del programa que utilices. En photoshop, por ejemplo, se activa/desactiva con el atajo de teclado” Cmd+Y” o “Ctrl+Y” dependiendo de si tu sistema operativo es Mac Os o Windows.

De todas maneras, una vez has generado el archivo PNG para subirlo a la web existe una manera rápida y fiable de cerciorarse de que no habrá ningún disgusto en este aspecto. Sólo hay que pasar el archivo a CMYK y comprobarás enseguida si hay algún cambio importante en los colores que pueda comprometer el sentido de tu diseño. Así podrás hacer los cambios que creas oportunos y sobretodo recuerda volver a darle formato RGB al archivo con el perfil AdobeRGB, antes de subirlo a la web.

Aun así, si no dispones de un monitor con herramientas de calibrado específicas para el estandar europeo pueden darse ligeras variaciones, entre la pantalla y la impresión en los tonos, algo que sufrimos todos ya seamos diseñadores, consumidores o productores. No suelen ser muy significativas así que no hay de qué preocuparse. ¡Tus diseños quedarán estupendos!

Si después de leer la explicación sigues teniendo dudas técnicas, contacta con nuestro equipo. Te ayudaremos a solucionar cualquier cuestión que tengas.